La luz del escenario, por Mariana Rosas Giacomán (México, 1998) ~

Digo.palabra.txt

every-so-often-i-remember-where-i-came-from-wendy-mcwilliamsWendy Mcwilliams

Mariana Rosas Giacomán (Ciudad de México, 1998). Estudia Ciencias Políticas y escribe en el tráfico, es decir, muy seguido. A veces tiene suerte y publican sus cuentos.

~

La banda de Eric era tan mala que cuando los invitaban a tocar en algún festival, todos creíamos que era con la intención de darle un toque de ironía al evento. Pero esta vez parecía ser en serio. Nos llamó a Alejandro y a mí antes que a cualquiera para darnos la noticia y fuimos nosotros los primeros en comprar boletos para el gran día. Sin embargo, a pesar de la proximidad de nuestro aniversario y de los cumpleaños de ambos, Alejandro pagó su boleto y yo el mío, como si ambos supiéramos que estábamos dentro del comienzo del fin.

El nombre del grupo en ese entonces, después de ser sometido a varios cambios, era La Sociedad de los Caníbales…

View original post 986 more words

25 de agosto, 3:49 PM

Habitan en mí
todos los triunfos inútiles
todos los frutos y el jugo
del hastío
el humo, la borrachera
un paseo nocturno por alguna
autopista de Caracas
la energía de un baile
todos los bailes y los miedos
la angustia de amanecer en una ciudad
que no es la mía
las preguntas en la ducha
sobre el desarraigo y la excitación
las ganas de beber café
las ganas de morirse
escuchar una canción hasta odiarla
un paseo por la playa donde comí
muchos, muchísimos camarones

Desear ser otra cosa
otra cosa que no sea un cuerpo abandonar toda ilusión
para que no duela tanto el futuro
proyectarse como un pájaro
de rabia y delirio
y miedo

Arder un sábado
sin que nadie se lo espere,
encender un cigarrillo
no encontrar consuelo
encender otro, que alguien me mire
sentir que todo es vano
irse a dormir
y el pecho sssss encogiéndose

Los fantasmas y los demonios
saben
qué es mejor aparecer de noche
escurrirse bajo las sábanas
derretirse en tu lengua,
en la oscuridad
las balas son más certeras

aaaaa.txt

Quiero comer comida china contigo usando las manos mientras miramos una peli de la nouvelle vague. quiero tomar benzedrina contigo y pasar toda la noche yendo de parque en parque, de plaza en plaza, bebiendo cerveza barata y fumando cigarrillos armados. Quiero ir contigo a moteles extraños, de esos que atraen a todos como mosquitos con sus letras grandes y luces brillantes en neón. Quiero que nos quedemos todo el rato hablando de las cosas que nos gustan y luego cojamos en una tina llena de RedBull, que me toques con los dedos llenos de saliva y me confieses, en medio del orgasmo, que alguien te hizo mucho daño. Quiero que mastiques mi corazon y lo hagas pedazos, tanto que nos hastiemos el uno de los otro y vaya naciendo un divino odio profundo entre los dos.
Quiero que encendemos saumerios de distintos colores y olores luego de haber fumado un porro igual a aquel que armamos con tucas, porque estamos desesperados y queremos yerba para hacer el amor y no llorar pensando que es poco, es tan poquito lo que nos queda, casi granitos de arena o de speed escurriendose entre los dos, diluyéndose a penas como un polvito dulce que esnifamos y nos hace sentir requetebién uyquéesestoquecorrepormisvenas te diría yo y tú me dirías que quieres hacer una orgía con todas las mujeres que alguna vez amaste y yo te diría que les escríbamos a todas por Facebook y entonces reiriamos por horas, casi al borde de la histeria mientras vemos fotos de 2008 donde están algunas de las mujeres que alguna vez amaste y entonces el gato nos miraría largamente como diciéndonos hey es tan nimio y tan cortito eso que ustedes tienen y que los haces felices, hey se acaba eso que hay ahí entre los dos y que ahora les sabe eterno, lo sé por cómo me mira y también sé que estaría complacido si sucede
pero a mí me gustas tanto que a veces me provoca abrirme el vientre a la mitad y entregarte el pedazo más recóndito de mi alma, ahí donde me escondo para que no me mates de amor.

c.t

siempre quedará un poco de ti
en mi
o al menos eso es lo que me gusta pensar
cuando hace frío e imagino
tu cuerpo
ahora convertido en cadáver
tu cuerpo
estación de calma y cobijo
ahora comido por gusanos
tus ojos
que eran paz y regocijo
ahora vacíos, solo las cuencas
esperando eternamente

siempre quedará algo de ti
en mí
incluso si ese algo ya ha muerto
y ya ha muerto un pedazo de mí
también

37 extraños

Trato de replicarte entre mis pliegues
burbujea por mis arterias de neón
tu cuerpo tostado-tibio-firme
la ebriedad de mi lengua se pasea
una y otra vez sobre la fruta lasciva del deseo

Mi garganta te acoge dentro, se acopla a tí
Bebe con furia caníbal y aún tiene hambre
Queda entonces solo el gemido
algo inmenso aflora dentro
va murmurando escapando paladar abajo

Y asi enferma mi cuerpo
de inmediatez
fantasea con tu imagen
el dorado día
cuando finalmente consume el deseo